el Precio (€)
 – 
159
167
174
182
189
Color
+ Implementar
Tela
Ordenar por:
precio    
popularidad    
nombre    
Skirts Victoria Green
Victoria Green
179€
Skirts Victoria Brown
Victoria Brown
179€
Skirts Victoria Purple
Victoria Purple
179€
Skirts Victoria Moss
Victoria Moss
179€
Skirts Shirley Blue
Shirley Blue
159€
Skirts Georgia Black Puppytooth
Georgia Black Puppytooth
179€
Skirts Georgia Brown Barleycorn
Georgia Brown Barleycorn
179€
Skirts Deborah Grey
Deborah Grey
189€
Skirts Deborah Tan
Deborah Tan
189€
Skirts Deborah Moss
Deborah Moss
189€
Skirts Deborah Charcoal
Deborah Charcoal
189€

Faldas de tweed para mujeres

La moda es inconstante y todo lo nuevo es lo viejo bien olvidado. La falda de tweed no es una excepción de la regla. El mundo vió la primera falda de tweed en 1954 cuando la famosa modista Coco Chanel mostró al público su nueva colección. Fue ella quien inventó el traje de tweed para mujeres que consistía de chaqueta entallada y falda estrecha. Antes de la aparición de Coco Chanel las mujeres no llevaban faldas de tweed porque se consideraba que esta tela tan sólida y gruesa es apta solo para los trajes masculinos y abrigos.

Pero la novedad llegó muy a tiempo y les gustó mucho a las mujeres a causa de su comodidad, elegancia y aspecto práctico. La Gran Mademoiselle sabía sentir las necesidades del tiempo mejor que los demás. A ella estamos obligados por el perfume famoso y el pequeño vestido negro y muchas cosas que paracen ahora cotidianas. Bolsa de agujeta larga que nos libra las manos y las faldas rectas son de este grupo.

A propósito, Coco Chanel consideraba que la falda tenía que cubrir obligatoriamente las rodillas, ya que es la parte menos atractiva del cuerpo femenino. Se puede discutir soble este tema, y desde el año 1954 la falda de tweed cambiaba muchas veces su hechura, longitud pero seguía siendo querida por las mujeres de todo el mundo.

La falda moderna de tweed

Si desea comprar una falda de tweed, puede estar seguro de que complementará bien su vestuario oficial.Cosida de esta tela tan de calidad, sirve perfectamente para un paseo y para un encuentro formal. La verdadera tela de tweed no es muy atractiva a tiento por su estructura áspera y dura por eso la falda de tweed suele tener un falso a toda la longitud de la falda.

En la mayoría de los casos las faldas de tweed las hacen de modelos clásicos. La falda tubo con la longitud hasta las rodillas en combinación con los zapatos es la opción ideal para la oficina. Tal modelo reune la feminidad, fineza y rigurosidad negociosa.

La falda de tweed hace juego con chaqueta o americana del mismo material de tweed pero puede ser vestida con prendas de ortas telas (por ejemplo, con una blusa austera de seda). Es una de las ventajas de modelos clásicos: ¡pueden ser combinados casi con todas las prendas de su vestuario!

Arriba